¿qué comemos? Nuestras recetas furgoneteras

No sólo de pan vive el hombre! Pero qué importante es comer bien y sobretodo sano para una vida tan activa… En este post os contamos cómo lo conseguimos, cuáles son nuestras recetas furgoneteras.

Teniendo en cuenta que llevamos una vida más activa y la cocina más básica que nunca hemos tenido. Durante estos meses viajando por el mundo, hemos aprendido lo importante que es estar bien alimentados para el cuerpo y en algunos casos para la mente (cuando hay hambre a algunos se nos cuela la mala leche jeje).

Rusia y Corea han sido dos países en los que comer fuera era muy barato, rico y no del todo insano como ya os contamos en anteriores posts culinarios. Pero al llegar a Australia, nos dimos cuenta de que si seguíamos con el mismo ritmo de comer fuera o nos arruinábamos o cogeríamos 10kg cada uno. En Australia, los restaurantes de comer algo rápido se limitan en gran parte de los pueblos a hamburguesas o fish&chips o fritos varios y si quieres comer algo más sano (cosa que no siemre era posible) debías ir a restaurantes muy caros. Con lo cual ni lo uno ni lo otro, trataríamos cocinar más por nosotros mismos. Acabamos haciendonos unos expertos cocineros de recetas para la furgoneta.

¿Qué le pedimos a una receta furgonetera?

  • Fácil: se disponen de pocos utensilios y espacio. Nada de experimentar recetas elaboradas ni con 53 pasos a seguir.
  • Pocos Ingredientes: el tamaño de nuestra nevera es una cuarta o quinta parte del de una nevera normal, con lo cual no podemos tener una gran despensa de productos frescos.
  • Que no manche mucho: Todo lo que es manchar, recoger y fregar en la furgo hay que evitarlo. Es fácil porque todo esta cerca, pero es más incómodo que en una casa normal porque todo tiene un estricto orden y por ejemplo no se puede fregar hasta que todo está recogido y cosas así.
  • Sano: Nos hemos vuelto muy sanotes. No solo porque el físico lo agradece, si no porque nos sentimos mucho mejor cuando comemos sano. Al estar en constante movimiento, sin una casa fija y adaptandonos a un sitio nuevo cada dos por tres, una buena dieta que nos mantenga activos y sanos, es imprescindible.

Y empezamos el día comiendo como reyes…nuestro desayuno

Sin duda se ha convertido en nuestra comida preferida. Es la comida más estandarizada que tenemos y sin embargo para la que más tiempo nos tomamos. Es el pequeño placer asegurado del día. Si es un día caluroso, es el momento más fresquito, si nos espera un día agetreado, es el momento más tranquilo, si no sabemos lo que nos espera, es el único momento que tenemos claro. Es sin duda el momento filosófico del día, en el que café en mano, hablamos de todo y de nada sin pensar en nada más que esas reflexiones.

El menú del desayuno ha ido evolucionando a lo largo del viaje, pero creemos que hemos encontrado nuestro favorito:

Nuestro desayuno

  • Tostadas de aceite, aguacate y tomate con su toque de ajito.
  • Yogur natural, frambuesas o mango y cereales
  • Zumo de naranja
  • Cafe con leche

 

Luego nunca sabemos lo que nos depara el día pero la comida es lo más importante

Los que me conocen bien, saben que en mi vida en general, pero sobretodo cuando estoy de viaje, tengo que comer cuando tengo hambre. Si no, aparece mi peor versión… hay que darme de comer… lo bueno es conocerse porque JA lo sabe bien y el tema de las comidas es sagrado.

Al contrario quizás que en una vida sedentaria, al estar en constante movimiento, el almuerzo es la comida más “inestable”. Depende de donde estamos (si en medio de la carretera, en el desierto, en un parque natural o en la playa), de si es un día de esos de 40 grados, de si hay un buen sitio para cocinar o de si simplemente no nos apetece cocinar. Por todo esto, tiene que ser comidas fáciles. Así que también para todo el que no le guste estar horas en la cocina, tomad nota que aquí vienen un montón de ideas super simples.

Recetas basadas en botes de conserva. Todos tenemos en la cabeza que las conservas son malas, que hay que evitarlas. Pero existen conservas que solo están conservadas en agua y sal. Nada de conservantes, ni añadidos raros: es una manera muy fácil de comer sano y rápido.

  • Judías blancas con sofrito universal: Una buena dosis de proteínas. Se hace el sofrito (cebolla y pimiento rojo), se le añaden las judías y listo! No es una fabada, pero queda muy rico.
  • Lentejas con arroz: se hace el arroz con un ajito sofrito, se calientan las lentejas y se mezcla en el plato al gusto. Más sano imposile.
  • Judias verdes con cebollita y bacon: Esta se puede acompañar de un huevo a la plancha (TRUCO! el huevo se cocina con una gota de aceite. Para que se haga la clara por la parte superior, al final, se tapa el huevo unos segundos).

Recetas con salero: Nuestros preferidos.

  • Huevos rotos con batata cocida y bacon: la batata se cuece ya partida y tarda muy poco. Queda una mezcla dulce-salada riquísima.

Huevos rotos también con champis y unas hojas de espinacas

  • Arroz con huevos y tomate: el típico plato de arroz a la cubana. Con la diferencia de que el huevo lo hacemos a la plancha (para no manchar y no generar aceite usado).
  • Wraps de Salmón: Esta receta es muy socorrida para una cenita ligera por ejemplo. Nosotros le ponemos queso blanco y aguacate untado, rodajas de tomate, espinacas, salmón y unas alcaparras. Rico rico!

Wrap de salmon

  • Pasta (o sémola o arroz) con guarnición: me declaro una fanática de la pasta bien hecha y las salsas sabrosas, desde la tradicional de cebollita, atún y tomate (siempre lo compro crudo y lo freímos nosotros), nata y gambas, nata y bacon, cebolla y calabacines, sofrito universal….miles de combinaciones son posibles y todas muy ricas. Lo de las gambas y nata, por ejemplo,  surgió porque un día compramos unas gambas cocidas para comer tal cual y la verdad es que nos dieron gato por liebre porque  no sabían a nada… así que las dejamos para el día siguiente e hicimos una salsa con ellas para la pasta que quedó riquísima…y es que no hay nada como la creatividad para sacarle partido a cualquier producto. Además muchas de estas salsa que van bien con la pasta, también van bien con arroz o con sémola de trigo.

 

Recetas para cenar y comer al día siguiente: cuando sabemos que el día siguiente va a ser ajetreado (la mayoría de los días) y lo de ponerse a cocinar no va a ser lo más apropiado, lo mejor es planificar una cena que también comeremos al día siguiente.

  • Ensalada de pasta: Quién no ha hecho nunca una ensalda…hay mil versiones! La típica que hacemos nosotros y que nos chifla: maiz, atún, tomate y queso feta.
  • Variantes basadas en pollo asado: Compramos un pollo asado y lo utilizamos para hacer varias recetas: Bocadillos de aguacate y pollo, ensalada de pollo o wraps de pollo. Todos muy ricos y más fácil imposible.
  • Ensaladilla Rusa: Nos encanta y además hacemos mucha cantidad para varios días. TRUCO! las patatas se pelan y parten en crudo. Así se hacen muy rápido y quedan todas en su punto y no se deshacen. A parte de las patatas le añadimos, huevos cocido, tomate, atún y mayonesa.
  • Arroz tres delicias. Nuestro consejo, nunca con arroz bomba porque si no al día siguiente esraá malísimo. Utilizar siempre un arroz de grano alargado de los que no se pasa.

Como veis, no hay nada de extraordinario, de especial… pero nos lo decimos muchas veces… estamos comiendo más rico y sano que nunca. Y es que a veces las cosas simples y sencillas son las mejores.

Las vistas desde nuestro comedor

Y esto son nuestras recetas furgoneteras…un pedacito más de este viaje hacia Ítaca.

“pide que el camino sea largo…”

 

 

Experiencias culinarias. La mejor manera de descubrir la comida coreana

En este Segundo post sobre comida coreana os hacemos un tour culinario por Corea con los platos locales más típicos de cada sitio.

En el post anterior Descubrir la comida coreana desde dentro os contábamos cómo es la verdadera comida coreana y tras varios intentos fallidos de comprar cosas y hacernos nuestra propia comida en la furgo, nos dimos por vencidos y decidimos darnos a la vida de restaurantes, mercados y puestos de comida. Está claro que los coreanos conocen mucho mejor sus productos y saben que hacer con ellos. Tratar de hacer cocina imitación coreana no fue una buena idea, pero como de errores se aprende, le dimos la vuelta a la tortilla y decidimos que haríamos de la cocina coreana una experiencia en sí.

Así, antes de llegar a cada sitio, nos informábamos de cuál era el plato típico y un buen sitio donde comerlo. Como resultado, habíamos hecho un tour culinario muy completo por el país.

Lo sé, el dibujo artístico no es mi fuerte, pero creo que así os podéis hacer una buena idea de lo que hemos probado!

Lo que más nos gusta de la cocina de Corea es que, en general, en cada ciudad y en cada restaurante, encuentras una especialidad. No nos gustan las cartas interminables. Porque si tienes suerte un buen cocinero puede que te cocine igual de bien el pescado que la carne, pero es imposible que todos los productos sean frescos y locales cuando una carta es interminable. Y en Corea le dan muchísima importancia al producto fresco y local y eso nos parece top!?

Bueno y vamos al lío! Hemos hecho una lista de nuestras experiencias culinarias preferidas y os contamos porqué nos gustaron (están en orden según los fuimos probando):

1.- Menú vegetariano en el parque Odaesan. Los monjes budistas son vegetarianos y por tanto en los templos sólo se come comida vegetariana y esto es extrapolable a los restaurantes que hay en las montañas cerca de los templos. Por tanto una de las experiencias culinarias más auténticas es un menú vegetariano en uno de estos restaurantes tradicionales. Por supuesto sin zapatos y sentados en el suelo como en todos los restaurantes tradicionales coreanos. Una vez sentados y bebiendo nuestra botella de makgeolli (la cerveza de arroz coreana), la camarera llegó con la comida, un total de unos 30 platos para 3 personas? todos los productos venían de las montañas de alrededor.

¿Y qué hacemos con todo esto?

2.-Pescado a la barbacoa en Sokcho. De lo mejor de la comida coreana. Las verduras están muy buenas, pero cuando llegamos a este restaurante también tradicional se nos hacia la boca agua…ellos seleccionan 5 o 6 Pescados del día y te ponen un trozo o el pescado entero según el tamaño y te lo cocinan en tu mesa en orden de comida, un espectáculo para las papilas gustativas. Aquí la materia prima hace todo, cuando no es necesario añadir nada, no es necesario. Probablemente el mejor pescado que hayamos probado nunca.

Pescaito con palillos!

3.- Dak Galbi: Pollo picante con verduras en Chuncheon. Llegamos a una calle donde parecían que daban de comer lo mismo en todos los sitios, siempre ocurre así, si hay algo típico en un pueblo, seguro que hay una calle donde sólo hay eso! En este caso nos decidimos por uno en el que había dos señoras mayores que nos invitaban a entrar en su pequeño restaurante.

En cada mesa había una especie de paellera en el centro. Una vez que te sientas vienen las señoras, te dicen que te pongas un delantal y comienzan a cocinar. Le ponen verduras, los Tteokkboki y una salsa roja picante, lo dejaban cocinar y luego le añadían el pollo troceado. Una vez que está todo hecho, la señora nos hizo una especie de rollitos en lechuga (se supone que te los tienes que hacer tú, pero nos vió tan pardillos que los primeros nos los hizo ella). Delicioso! Estaba muy rico, eso sí, solo apto para los amantes del picante. Un denominador común de toda la comida coreana es el picante!

Rollitos de pollo en lechuga ñam ñam

4.- Comida en el mercado Gwanjgan de Seul. Creemos que este es el mejor sitio para comer street food en Corea (un imprescindible de la comida coreana).  Sólo hay que elegir uno de los puestos y sentarse con los paisanos a comer. Nosotros nos decidimos por uno en el que unos señores nos invitaban a sentarnos, ellos estaban comiendo allí también y nos parecieron muy simpáticos, así que aprovechamos la oportunidad!

Bullicio en el mercado

Aquí nos pedimos Gimbap,Tteokboki y una especie de Gyozas además de unos Odeng a los que nos invitaron nuestros amigos.

Y cómo os sonará a coreano, aquí os contamos un poco lo que es cada cosa:

Gimbap: Son unos makis pero de verduras ( rollitos de arroz envueltos en un alma por fuera y verduras por dentro). Estos los encontramos por toda Corea y era de las cosas más socorridas cuando querías picar algo rápido, además siempre están buenos.

Tteokbokki: son como unos pasteles de arroz con forma de macarrón relleno. Eso sí, muuuuy picantes, pues se cocinan en una salsa de chili. Aún así están muy buenos, aunque no en todos sitios están tan ricos.

Tteokbokki picantito

Odeng: esto no se ni como describirlo…de hecho no sabíamos que estábamos comiendo! Un crep pinchado en un palo en una sopa de pescado??? Pues algo así era…no puedo daros una descripción mejor…en cualquier caso, no estaban muy allá.

A parte de estas tres cosas hay infinidad de comidas típicas de puestos callejeros o mercados, pero que no nos gustaron tanto…infinidad de fritos, cosas varias hechas con visceras de animales o el pescado deshidratado…no os suena muy apetecible, verdad? A nosotros tampoco y además no hay trampa ?

Pescados deshidratados

Típica mujer coreana vendiendo fritos de todo tipo

5.- Barbacoa de Carne en Andong. En esta ciudad existe una calle sólo con restaurantes de barbacoa de carne (Galbi). Muy difícil elegir uno ( sí, buscamos en la guía, pero los nombres están en coreano y nos parecían todos iguales), así que que entramos en el que mejor nos pareció. Aquí te ponen la carne para que la cocines a tu gusto y unas hojas de lechuga para que pongas la carne, arroz y alguna salsa o lo que quieras y hagas un saquito y pa dentro!

También fuimos a un par de restaurantes en Seul donde había estas barbacoas y es que es una de las cosas que más nos han gustado…las barbacoas en tu propia mesa. Esto es un invento que creemos alguien debería exportar a España! El punto de la carne como uno quiera y mientras se va haciendo, una botella de soju con algunos aperitivos!

Pinchitos de carne de cordero y ternera

6.- Barbacoa de Marisco en Daecheon. Cuando llegamos a este pueblo de costa y vimos un restaurante así como muy de pueblo y con las mesas llenas, dijimos, aquí hay que probar.

Era un restaurante enorme con mesas en la calle y ahí nos sentamos, no entendíamos nada y no había carta con dibujos, así que le dijimos que lo mismo que tenía todo el mundo en la mesa. Nos trajeron una bandeja llena de ostras, almejas, mejillones gigantes y vieiras…parecía que no, pero estaban todos vivos!! Y es que teníamos que cocinarlos al gusto en la barbacoa que teníamos en la mesa ? ¿ que cómo se cocina en marisco a la barbacoa? Pues ni idea!! Seguimos sin saber si lo hicimos bien o mal, pero tras pasar el mal rato de ver a los bichitos retorciéndose en la barbacoa, acabamos comiéndonos la bandeja entera. Al acabarla vino la camarera, no le entendíamos nada y volvió con otra bandeja repleta diciendo “no money” ??era un buffet libre de Mariscos, te traían tantos como quisieras por el mismo precio (por 25000₩, menos de 20€ por persona). Nosotros no podíamos con más, así que la señora se volvió con su bandeja llena.

Bandeja de mariscos típica: maxi mejillones, almejas, vieiras, berberechos y ostras

7.- Bibimbap en Jeonju. Que rico algo tan sencillo! Se trata de un arroz con verduras y es algo que existe por todo Corea, pero el origen está en este pueblo. Además hay un sitio donde se autodenominan los creadores de dicho plato y allá fuimos. Un restaurante muy bien puesto y bastante grande con un patio muy coreano.

En el famoso restaurante Hanguk jip de Jeonju

8.- En Mokpo y alrededores la comida más típica y exótica es el pulpo vivo, lo cual puede ser muy atractivo para algunos, pero no para nosotros…después de ver cómo saltaban los langostinos en nuestra mesa porque aquí los cocinan vivos?tuvimos suficiente experiencia exótica como para experimentar tentáculos vivos por nuestra garganta????

9.- Pescado en Sushi/Barbacoa en el mercado de Jagalchi en Busan.

Quizás de lo mejorcito de Corea… este mercado es uno de los más grandes y famosos mercados de pescado de todo Corea. En la planta baja tienes el producto fresco para comprar o para pedir que te lo cocinen en la planta de arriba. Nosotros nos decantamos por un Rodaballo. Cocinaron la mitad estilo sushi y la otra mitad a la barbacoa…se me vuelve a hacer la boca agua al recordarlo?

10.- Cena callejera en Busan. Busan es una ciudad con mucha vida nocturna y uno de los planes preferidos de jóvenes y no tan jóvenes ( aún nos consideramos en el primer grupo) es cenar en los puestecitos que se instalan alrededor de un centro comercial muy conocido. Aquí lo más típico es la sopa de noodles, pollo picante a la brasa o pulpo cocido. Eso sí, siempre acompañado de unas cuantas botellas de Soju y unas cervezas para rebajar.

Como veis, Corea no es solo arroz y Kimchi afortunadamente!!

¡Qué aproveche amigos!

“Pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias”

Descubrir la comida coreana desde dentro

Al llegar a Corea ya conocíamos algo de su comida típica (la cocina de restaurantes). Pero nos dimos cuenta de que creer que con eso conocíamos la cocina coreana, es como creer que puedes conocer la cultura y la historia de un país visitando sólo sus museos.

Esta comida iba a ser una fiesta para las papilas gustativas y descubrir los nuevos sabores iba a ser todo una experiencia. Lo que no esperábamos era que iba a ser un gran choque culinario, ya que la comida, a diferencia de Rusia, está muy metida en la cultura y ésta cultura es completamente diferente a la nuestra.

¿Y cuál es el momento más crítico en el que todo esto se materializa? Cuando entras en el primer supermercado del barrio.

Nuestra primera visita al supermercado

Lo primero que ocurre al llegar a un supermercado coreano es que no sabes que coger porque no conoces el 80% de las cosas que tienen. Nunca estás seguro de que es cada cosa y qué decir de cómo se cocina o cómo se combina.

Entonces te surgen preguntas existenciales como: ¿alguién puede llegar a utilizar todas estas guindillas en toda su vida?

Ver sacos así en los supermercados de barrio era algo muy común

O…sólo quiero un bote de soja! ¿Alguien me puede decir cuál es la buena? A ver cuál coge la señora, que estas siempre aciertan…

O…pero a parte de para hacer makis, ¿para que quieren tantas algas? ¿y qué hay dentro de todas estas bolsas?

Cientos de tipos de algas

Estas preguntas se combinan con… ¿estoy viendo bien los precio? Cómo es posible que una caja de manzanas (donde vienen 6 manzanas) cueste 25€!!! ¿Estamos locos?!?!? Pues sí, básicamente nos parecía todo carísimo! ¿Será que nos hemos metido en el súper más caro de todo Corea? No creo… la gente aquí está comprando y no tienen pinta de millonarios ?

Así que después de todas estas preguntas y auto respuestas, asimilamos la realidad. Sí, aquí todo es mucho más caro pero es que si pensamos lo que cuesta producir una manzana, nos daríamos cuenta de que quizás es un precio casi razonable. Corea es un país muy montañoso, quizás el más montañoso que hallamos visto jamás, con lo cual hay poco terreno apto para el cultivo (y mucha gente a la que dar de comer), sin embargo, las frutas eran las frutas más grandes, bonitas y perfectas que hallamos visto jamás. Todas las plantaciones que vimos estaban muy cuidadas y no ldejaban nada al azar. Todo esto explicaba aquellos precios.

Y finalmente ¡lo conseguimos! Pero después de 2 vueltas de reconocimiento, 100 conversiones mentales de precios y una hora. Habíamos conseguido comprar algo para desayunar al día siguiente y unos espaguetis por si acaso.

Carrito de la compra coreano

Poco a poco fuimos conociendo la cultura culinaria coreana, cuales y cómo son los productos imprescindibles, sus sabores, con que bebidas acompañan sus comidas y cómo y dónde comen. Aquí os hacemos un resumen!

¿QUÉ COMEN LOS COREANOS?

– ARROZ: En este país se desayuna, come y cena arroz! Para entender esto, solo hay que pensar que el arroz es para ellos lo que para nosotros el pan…y estés en el restaurante que estés, siempre puedes pedir un bol de arroz cocido para acompañar (por 1000₩, algo menos de 1€). Por supuesto, en el súper lo venden en sacos. Eso sí, el arroz coreano es de muy buena calidad y está muy bueno.

PLATOS DE ACOMPAÑAMIENTO: Igual que en España tenemos el aperitivo que te ponen con la cerveza, en Corea tienen los platos de acompañamiento. Son unos pequeños platos con verduras preparadas y aliñadas de 1000 formas diferentes según el sitio para que tomes antes y mientras comes. Uno de estos platitos siempre siempre es el kimchi.

Plato principal: dos tipos de pescado y sopa de tofu. Acompañamientos: Todo lo demás

KIMCHI: si hay un producto sin el que los coreanos no pueden vivir después del arroz, ese es el kimchi!! En todos todos los restaurantes te ponen un platito con kimchi. Se trata de col macerada con una mezcla de condimentos entre ellos chili picante que da lugar a una conserva que se puede comer todo el año. Es muy típico ver en los patios de casas templos y restaurantes tinajas de barro donde conservan el kimchi.

PRODUCTOS FRESCOS: A los coreanos les gustan los productos frescos, muy frescos, demasiado frescos! Aún recuerdo con horror el momento en el que nos ponen unos langostinos vivos en una cazuela a calentar delante de nuestras narices. Se pusieron a saltar como locos. Nunca comí unos langostinos con menos ganas. Pero si hay algo muuuy famoso en Corea es comer el pulpo vivo, cosa que por supuesto no probamos ni nos interesaba. Cuando nos contaron que hay gente que muere con los tentáculos pegados a la garganta decidimos conformarnos con el pulpo cocido al estilo gallego.

Huerta de legumbres en la misma puerta del restaurante

PICAR HASTA LLORAR: Cuando llegamos a Corea le preguntamos a nuestro amigo Soonki como era la comida Coreana, su respuesta fue “very hot”,  vamos que le echan picante a todo. A nosotros nos gusta la comida picante, pero cuando el picante hace que los labios te piquen hasta que escuecen y tus papilas pierden su función, entonces ya nos parece demasiado.

¿Y QUÉ BEBEN?

Como en todos los países del mundo, en Corea también hay cerveza! Aquí la más conocida es la cerveza Cass. Pero este país además existen otras bebidas derivadas de la fermentación y destilación del arroz que todo el mundo conoce y son muy populares: el Makgeolli, una bebida blanquecina con poco alcohol procedente de la fermentación del arroz (lo que equivaldría a nuestra cerveza) y el Soju, una bebida transparente con bastante alcohol que se obtiene de la destilación del arroz (el vodka coreano). Y es este último, la estrella de las bebidas coreanas pues es muy barato, a todo el mundo le gusta (no tiene un sabor muy fuerte) y la gente lo toma en las cenas como nosotros el vino. Consecuencia: la gente acaba con unos melocotones de campeonato ?

Cena con Soonki y un amigo suyo en un reencuentro en Seul

¿CÓMO COMO?

– Hay que hacer ruido. A los coreanos les gusta sorber y sorber haciendo ruido, de hecho es hasta de buena educación porque eso significa que la comida te gusta! Hemos llegado a ver a alguno que otro que sorbe hasta las patatas!? Esta parte de la cultura culinaria coreana no la pusimos muy en práctica…

– Se come con palillos como probablemente ya esperabais! Pero estos palillos son diferentes de los chinos o japoneses pues son más bien planos en lugar de redondos y metálicos en lugar de madera (excepto en los desechables).

Al ser planos, son más fáciles de usar (aunque después de comer una barbacoa de pescado con palillos nos dolían los dedos ?) . No solo los palillos, también los boles y vasos sueloen ser metálicos. Una de las razones por las que usan utensilios metálicos es porque el metal es más higiénico que la madera y los coreanos son muy limpios en general! Pero además de esto, también hay una razón histórica. Hace ya muuuchos años, la familia real y alta nobleza comían con palillos de plata para que en caso de que la comida estuviese envenenada, la plata reaccionaría cambiando su color y así evitaban el riesgo de morir envenenados por sus enemigos.

 

¿DÓNDE SE COME EN ESTE PAIS?

Por todos lados! Si en Rusia había ciudades casi sin restaurantes o sitios donde comer en la calle, aquí hay sobresaturación de sitios. Miles de restaurantes, puestos en cualquier calle, mercados o los chicken and beer. Aquí hay para todos los gustos.

RESTAURANTE TRADICIONAL COREANO: Aquí el restaurante de toda la vida es el de mesas en el suelo y nada de sillas y si es con una barbacoa en el centro, mucho mejor! El sitio perfecto para disfrutar de unos pescaitos frescos.

Restaurante de pescado a la brasa típico cerca de los puertos pesqueros

STREET FOOD: al igual que en todos los países asiáticos, aquí los puestos callejeros y la comida en los mercados es algo muy habitual.

Puestos de comida en el mercado de Seul

BEER AND CHICKEN: Los coreanos también se van de cañas! Bueno no es exactamente lo mismo, pero es lo más parecido a irse de cañas. En todas las ciudades coreanas hay unos sitios como este:

Bar de cerveza y pollo frito

Donde la gente va básicamente a beber cervezas y comer pollo frito. Es lo más parecido a nuestros bares y todo el mundo va aquí por la noche los fines de semana.

En resumen, a los coreanos les gusta mucho comer bien, las cosas con sabor, salir con los amigos y acompañar bien las comidas. A ver si al final no vamos a ser tan diferentes?

¡Y siempre siempre, pide que el camino sea largo y con muchas cosas ricas que probar!

Y en Corea así fue, así que tenemos muchos sabores que contaros…

 

¿Y qué comen los rusos? ¿¿Ensaladilla rusa??

Pues sí! Entre otras cosas también comen ensaladilla rusa! Jujuju Pero no solo hay ensaladillas! Y os quedaréis tan sorprendidos como nosotros al descubrir que la cocina rusa cuenta con muuuchas y muy ricas opciones.

Antes de empezar, algo muy importante y básico a saber si te quieres adentrar en Rusia y poder comer…

CÓMO PEDIR DE COMER EN UN RESTAURANTE RUSO

Lo primero que nos encontramos nada más llegar a Rusia, en el primer restaurante donde comimos fue una carta interminable a la par que indescifrable y por supuesto nada de carta en inglés ni camareros que supiesen inglés ni una triste foto, ni nada que nos diese la más mínima pista de lo que podíamos comer… con deciros que la camarera se ponía a hacer mímica imitando los sonidos de los animales  para saber el tipo de carne que era… con lo cual de verduras ni hablamos ? todo producto al que no se le pudiese asociar una onomatopeya o un gesto quedaba fuera de nuestro alcance durante los primeros días en Rusia?

Y en esta primera toma de contacto con la cocina rusa, fue cuando nos dimos cuenta de que lo primero es  conocer la estructura de una carta… da igual el tipo de restaurante, desde la cafetería de carretera hasta el restaurante pijo de ciudad, siempre hay una carta o algo que se le parezca…hay que buscar entrantes, ensaladas, sopas, carnes,  pescados,principales, postres y bebidas y esas palabras es mejor aprendérselas para al menos saber por dónde empezar a atacar. ?

Estás muerto de hambre y te encuentras con esto ?

 

Y si no, según las ganas que tengas de investigar y el hambre que tengas, siempre puedes recurrir a mirar si alguien come algo que te apetezca y decirle que quieres lo mismo, pedir que te enseñen los platos o la materia prima o directamente echarlo a suertes…éste último no nos funciona mucho…porque lo mismo te plantan una salchicha que una sopa cuando en realidad lo que te apetecía era una ensalada.

LOS PLATOS MÁS TÍPICOS

Hasta ahora, ya hemos recorrido la mitad de Rusia. Hemos comido en muchos tipos de restaurantes, en regiones muy diferentes y de todo lo que hemos probado y visto, os hacemos una pequeña selección:

1.- SOPA Borsch

Es una sopa de verduras (repollo y patatas principalmente), pero lo original de esta sopa es que lleva remolacha y una cucharada de crema agria.  De primeras puede no parecer muy atractivo, pero está riquísimo. Nosotros la probamos por primera vez en los Urales, fue de esas ocasiones que le dijimos a la señora, pónganos lo que quiera. Y es que en Rusia no hay comida que se aprecie sin sopa y esta es la más típica en Rusia ( aunque dicen las malas lenguas que de origen ucraniano).

2.- ENSALADA de remolacha y arenque, también conocido como “arenque bajo capa” (como veis seguimos con la remolacha). Esta ensalada, muy original y que nos encanta, la hemos visto también en muchos sitios, desde restaurantes de carretera hasta en una casa de comidas. Se trata de una ensalada compacta de pescado y verduras cubierta con una capa de remolacha y mayonesa. Muy sabrosa y fresquita perfecta para el verano!

Arenque bajo capa


3.- PELMENIS o comida del trabajador

Éste es sin duda es el plato que verás en tooodos lados y es que es uno de los más populares en Rusia.

Se trata de una especie de raviolis rellenos de carne, verduras o patatas. Son muy parecidos a los pieroguis polacos o a las giozas japonesas y a nosotros nos encantan! Lo que más nos gusta es comprarlo y hacerlo nosotros con un poco de salsa de soja ? de rechupete.

Nuestra adaptación de los pelmenis

4.- PESCADOS ?

En Rusia hay muchísima afición a la pesca y en las casas alrededor de los lagos ( y lagos hay por toda Rusia) nunca falta pescado. No os podremos decir sus nombres, porque fuimos incapaces de retenerlos, pero como pequeña anécdota, un día nos habían regalado tanto pescado, que tuvimos que desistir de llevarnos unos bocatas para la ruta que íbamos a hacer y acabamos haciendo unos tuper de  pescado ? situación insólita.

Tupper de pescado para un paseo por el bosque

Eso sí, nuestra perdición es el salmón a la brasa, un salmón que se te deshace en la boca…como si fuera mantequilla, churruscado por la piel y tierno por dentro….no se os hace la boca agua???

5.- CREPES O BLINIS.

Creíais que los crepes y las crêperies solo se veían en Francia? Pues nada más lejos de la realidad. Y es que el origen de los blinis en Rusia se remonta a la época precristiana! Y se consideraban el símbolo del Sol y de ahí fue evolucionando con la historia e incorporadose a numerosas festividades…así que nada que ver con Francia! Y además un crêpe no engaña a nadie y siempre están buenísimos. Eso sí, hay que tener cuidado porque en la carta tienes el crepe con caramelo al lado del crepe de carne y tomarse uno de carne como postre no apetece mucho.

6.- COMIDA CALLEJERA

Y si hay algo que nos encanta de todos los paises a los que hemos ido y por supuesto en Rusia, es la comida en puestos callejeros. En Rusia los puedes  encontrar en un puesto en un mercadillo, en una area de descanso en la carretera, en un pueblo en la montaña o en algunas ciudades. Y aquí lo más típico son los pinchitos de carne ( son como enormes pinchitos morunos) y las empanadas de carne con cebollita o verduras sobre todo…Deliciosos ?

Pinchitos

Empanada de carne y cebolla

7.- PRODUCTOS DEL BOSQUE. ¿Sabíais que el 22% de los bosques del mundo están en Rusia? Y es que la carretera que vamos recorriendo para atravesar Rusia en gran parte está rodeada de bosques (son parte de la taiga rusa) y a parte de la madera, hay mucha gente que vive de los recursos que dan los bosques y en muchos sitios en las carreteras hay puestos de gente que venden miel, frutos del bosque ( frambuesas, arándanos, fresas enanas) y setas ( aquí las hay hasta que aparecen las temperaturas bajo cero, sobretodo níscalos). A nosotros nos encanta sobre todo la miel, ahora entendemos esa debilidad que sienten los osos por la miel!! Y en Ulises nunca falta un bote de miel ?

Y…¿CÓMO SOBREVIVEN UNOS EXTREMEÑOS EN RUSIA?

Para mantener una dieta más o menos equilibrada, combinamos comer fuera con un poco de comida mediterránea hecha por nosotros.

El desayuno casi siempre nos lo preparamos nosotros, sí, seguimos tomando tostadas con aceite de oliva (que aquí está a precio de oro) con zumo, fruta y café hecho por nosotros ?, no nos acostumbramos al café ruso que es como un expreso, pero te dejan todos los posos…

Desayuno en hotel 5* Itaca

Por cierto! Atención con la leche (moloka en ruso), no confundir con kefir como nos pasó a nosotros…porque no os imagináis lo malo que puede estar el café si le echas yogur líquido ? y es que el kefir es como un yogur líquido que venden con el formato de botella de leche…es una bebida muy rica y por lo visto sanísimo, pero os aseguro que combinado con café puede ser de las mezclas más horribles que hayas probado jamás ?

A la hora de comer si estamos en carretera o en algún pueblo donde no hay muchas opciones, buscamos un кафе (traducción literal, café) pero que es el equivalente en España a un bar donde ponen menú del día porque lo que es café no tienen siempre. Las ventajas de estos sitios como de la gran parte de restaurantes en Rusia, es que están abiertos a todas horas….con lo cual, puedes parar a cualquier hora…y lo mejor para el budget…pueden comer 2 personas por unos 300 rublos( menos de 5€!!), eso sí, comida ganada a pulso, sólo por los esfuerzos titánicos para traducir la carta (a veces escrita a mano). Y es que hay una aplicación muy útil que haciendo una foto, te traduce las palabras que reconoce, pero si está escrito a mano, no hay nada que hacer….

Aplicación salvadora ( solo con internet)

Y por último la cena! Cuando el tiempo y el lugar nos lo permiten, lo que más nos gusta sin duda es hacer unas brasas y hacernos un salmoncito o unas alitas de pollo….riquísimo!!

Cena en el lago ?

 

Y si nos pilla en alguna ciudad, pues darse algún caprichito en un buen restaurante (en toda Rusia, en ciudades grandes hay restaurantes buenos con comida más o menos internacional combinada con platos tradicionales, según la zona).

Conejo con crema de queso y risotto de mariscos con caviar rojo

 

Y para acabar este post, os hablamos de algunos productos imprescindibles y otros del los que es mejor prescindir?
Como producto imprescindible, nuestra cerveza rusa preferida: Báltica:

Y el producto ganador como el más prescindible es este:


Se supone que es un aperitivo para tomar con la cerveza, no podemos decir de que está hecho, pero está muy salado y sabe como a carne seca, pero eso sí está en todos los supermercados!

Y eso es todo por ahora amigos…Y sí, nos encanta comer! Y lo mejor, saber disfrutar de una empanadilla en un puesto callejero como de un tupper de pescado en el bosque como de un poquito de caviar en el mejor restaurante de la ciudad (sobretodo si lo haces después de una semana en el bosque ?).

Nosotros seguimos comiendo y recorriendo nuestro camino!

Y no os olvidéis…”Pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias”.

Un abrazo!

Weissbier, Bosna y Mozartkugel en Salzburgo

Hola Itamigos!!

Como queremos estar un año de viaje, no nos podemos permitir grandes restaurantes, sin embargo, iremos probando los productos típicos  low cost de cada sitio donde vayamos, aptos para cualquier bolsillo!

En Salzburgo y en Austria, en general, no hay una gran tradición culinaria o al menos esa es la sensación que tenemos, de hecho, hay muchos productos y platos que comparten con su vecina Alemania.

Durante nuestra visita a Salzburgo, optamos por una cerveza de trigo con un sándwich Bosna y un bombón de chocolate.


Y aunque parezca mentira, una cosa así de simple, también tiene su historia! Y nosotros tuvimos la suerte de dar con el sitio perfecto para tomarlo: un diminuto puesto junto a un pequeño jardín, cerca del centro, pero fuera del meollo turístico. El sitio se llama Hexenhäusl y lo podéis encontrar fácilmente en TripAdvisor:

El puesto esta regentado por un señor muy amable que nos contó la historia del Bosna y nos explicó cómo se tiene que servir la Weissbier.

La Weissbier ( Weiss=trigo, bier=cerveza) es la cerveza de trigo típicamente alemana (no hay grandes cervezas austriacas según este señor y por eso una muy típica de Austria es la cerveza alemana) y es que Austria es bastante alemana en muchos sentidos, como en el idioma sin ir más lejos!


Bueno, a lo que iba, esta cerveza de trigo es bastante suave al gusto pero contundente (es como otro plato más!) Y además, es que no existe en botellines de 33cl, son siempre de medio litro y  tienen una manera especial de servirse que hace que tengas que tomarla en enormes vasos de tubo:

Aquí José Antonio degustando su Weissbier

Estas cervezas de trigo ?, si las observáis en reposo, tienen unos posos en el fondo y esto hace que haya que seguir un procedimiento para servirlas: primero se sirven 3/4 de la cerveza con el vaso inclinado para no crear mucha espuma, a continuación se pone el botellín en horizontal y se observa si hay posos en el fondo (normalmente si los hay) y entonces hay que girar el botellín en horizontal para que los posos se mezclen con lo que queda de cerveza. Una vez a que esté todo bien mezclado se sirve rápidamente creando la espuma perfecta para degustar esta rica cerveza!

Y pasamos a la comida! Como no sé si sabéis en Austria son muy típicas las salchichas y los perritos calientes ?. De hecho, el Bosna es un perrito caliente con 2 salchichas, cebollas, una especie de salsa de ketchup y mostaza y curry… riquísimo!! ( es el tipo de mezclas que nos encantan) y el origen del Bosna es según nuestro historiador del kiosko el siguiente: hace 60 años un Bosnio que trabaja en Austria limpiando las planchas de hacer salchichas, tuvo la idea de mezclar las especias y condimentos que se utilizaban en su país con las salchichas austríacas y de ahí el nombre de este sandwich típico de Salzburgo. Si os gustan las comidas un poco picantitas, os recomiendo que probéis el Bosna y a poder ser en este sitio!


Para acabar, de postre hay que probar las Mozartkugel ( bolas de Mozart), unas deliciosas bolas de chocolate rellenas de mazapán de pistacho, son muy típicas de Salzburgo y las encontraréis por todos lados, incluso en las tiendas de souvenirs!

Y con esto sacamos la conclusión de que nos va a costar muchísimo escribir estos posts de comida… nos ha entrado un hambre terrible ?