Historia de una camperización: Segunda parte

Ya os hemos contado la primera parte del proceso de la camperización, historia de una camperización: Cuando Ulises empezó a ser una camper. Pero ahí no acabó la cosa, hacían falta muchas cosas más. Ahora viene lo más importante…luz, agua caliente, gas y calefacción, no queríamos que a Ulises le faltara nada de esto.

En toda casa hay algo que nadie ve, pero que está ahí, metido entre las paredes, el suelo y el techo. Cuando abres un grifo, sale agua, pero tiene que venir de algún lado, lo mismo pasa cuando enciendes una luz, ¿de donde viene esa electricidad? ¿Y la de los enchufes?¿y el gas de la cocina?

Pues bien, Ulises al igual que todas las casas está llena de cables y tuberías, la diferencia es que no podíamos coger agua o electricidad de la vía publica como una casa normal, hacían falta tanques de agua, una bomba para mover ese agua, baterías y un generador de electricidad.

Preparando el cableado y tuberías para los distintos equipos

Lo primero que os diré es que no tenemos una toma de corriente eléctrica exterior y que aún así somos autónomos sin necesidad de poner en marcha el motor de vez en cuando, mola ¿eh? ¡¡Pues además os diré que tenemos agua caliente!! Y que funciona perfectamente.

¿Queréis saber cómo? Pues ahora os lo cuento.

Electricidad

Antes de nada, para el buen entendimiento de este apartado, os voy a explicar una cosa. Los coches comunes que todos utilizamos, tienen una instalación de corriente continua que trabaja con una tensión de 12 voltios. Por tanto, todo lo que instalemos en la furgoneta tiene que trabajar con una corriente de las mismas características y en el caso de instalar un equipo que trabaje con otro tipo de corriente o distinta tensión, habrá que poner algún aparatejo que transforme la electricidad según lo que demande ese equipo: inversores (para pasar de corriente continua a corriente alterna) o transformadores (que cambien esos 12 v a la tensión de funcionamiento que necesitemos).

Para empezar, toda camper necesita una segunda batería o batería auxiliar. Si tomas la electricidad de la batería del motor, por la mañana te la vas a encontrar descargada, ya que la nevera y las luces que uses por la noche se habrán encargado de ello. Por suerte para nosotros, el anterior propietario de Ulises había instalado ya una batería. Aún así, tuvimos que modificar la instalación para cambiarla de sitio, ya que no nos venía muy bien el lugar donde estaba.

Batería auxiliar en la parte posterior derecha de la furgoneta

Para instalar una batería son necesarios dos cables, uno de cada color (Un color para el polo positivo, preferiblemente el rojo y otro color para el polo negativo), un relé eléctrico y un fusible. Un cable, se conecta al polo positivo de la batería del motor y a continuación, en serie, estará conectado el fusible, el relé y por último el polo positivo de la batería auxiliar.

Fusible de 50A y relé respectivamente

El segundo cable, irá del polo negativo de la batería del motor, al polo negativo de la batería auxiliar sin nada de por medio.

¿Por qué es necesario instalar un relé y un fusible entre los polos positivos de ambas baterías?

Un relé al fin y al cabo es un interruptor, pero que en vez de activarse con un botón, se activa con una pequeña corriente eléctrica y esa corriente la vamos a sacar del contacto de la llave del coche. Así conseguiremos que la batería auxiliar solo se conecte a la principal cuando damos el contacto con la llave.

Al arrancar el motor del coche, con el generador podemos cargar las dos baterías a la vez. Cuando paramos  el motor, las baterías se desconectan entre ellas y así  solo consumimos electricidad de la batería auxiliar, reservando la principal para poner en marcha el motor.

Los fusibles son una protección para los equipos o para evitar un incendio. ¿Y cómo puede pasar esto? Imaginaos que un cable positivo y uno negativo entran en contacto directo, en ese momento empieza a pasar mucha electricidad por ellos, los cables se recalentarán y podrían salir ardiendo. En este caso, el fusible se fundiría con lo que el circuito quedaría abierto y dejaría de pasar corriente.

Aquí un pequeño esquema de todo esto:

Esquema parcial del sistema eléctrico

¿Y qué pasa si estamos varios días sin arrancar el motor y por lo tanto sin cargar la batería?

Pues es que hemos pensado en todo. Además de este sistema, hemos instalado una placa solar de 100 watios. Esto es muy sencillo, solo hace falta una placa solar y un regulador para placas solares, todo se puede comprar en Amazon.

Probando la placa solar y el regulador de la placa antes de instalarlos

Placa montada sobre el techo elevable de la furgoneta

Después solo hay que conectar la placa al regulador y éste a la batería, según te marcan los dibujitos que suelen traer.

Detalle del regulador de la placa solar.

Y así conseguimos ser autónomos en cuanto a la electricidad.

En el post anterior sobre la camperización de Ulises, ya os mostramos donde iba a ir la batería. De ella salen todos los cables que van a alimentar a cada aparato o bombilla.

En Ulises hemos instalado:

  • Tres luces de leds de bajo consumo:

  • Una bomba Fiamma Aqua 8 que suministra 10 litros a la hora:

  • Un inversor de corriente continua de 12v a corriente alterna de 220v (para enchufar el ordenador o los cargadores):

  • Y una nevera Waeco de 50 litros de capacidad:

Y como medidas de seguridad, justo a la salida de la batería, cada aparato tiene un fusible y un interruptor en el cable positivo.

Cuadro con interruptores para cada equipo

No quiero meterme en tecnicismos, pero os voy a explicar un poco esto último. Aunque cada equipo o luz ya tenga su interruptor propio, decidímos ponerle otro en un cuadro de control.

De esta manera, si hay que hacer mantenimiento en la bomba, por ejemplo, se puede quitar la electricidad y trabajar con seguridad, sin necesidad de desconectar los cables que conectan la bomba con la batería.

Agua

Fregar la loza, lavarnos los dientes y la cara, darnos una ducha… Para esto y otras cosas necesitábamos agua, ¿y como la íbamos a coseguir? Pues con un tanque de agua, o mejor aún, con dos tanques de agua de 40 litros cada uno.

Estos tanques están alojados uno al lado de otro en la parte posterior del mueble lateral izquierdo y se pueden rellenar desde atrás, abriendo el portón del maletero. Además cada uno tiene un nivel para ver cuánta agua queda.

Arriba: tapones de los depósitos de los tanques. Derecha: Niveles de los tanques. Centro: Tapa de la conexión de la ducha. Parte inferior: (Azul) Válvula de la ducha, (Blanco) Válvula del lavabo, (Rojo) Válvula del calentador de agua. Debajo de estas tres válvulas: Regulador de temperatura del agua (Válvula de tres vías).

Ambos tanques están conectados a una válvula de tres vías que sirve para seleccionar el tanque que queremos usar o para combinar el agua de los dos. De esta válvula, el agua pasa a la bomba, que conducirá el agua a través de las tuberías al lavabo, a la ducha, situada en la parte posterior de la furgoneta, o a un calentador según queramos.

Otro esquema de los que nos solíamos hacer, éste del sistema de agua

¿Y cómo es posible tener agua caliente en una furgoneta?

Sólo se puede calentar el agua de uno de los tanques. Y ese el motivo de que tengamos dos! Así calentamos uno y luego combinamos el agua de los dos tanques para conseguir la temperatura ideal del agua que sale por la ducha o el grifo.

Para calentar el agua, instalamos un calentador pequeño de una caldera doméstica en los bajos de Ulises. Este calentador se puede conseguir en Amazon por menos de 20 euros. Por un lado del calentador pasa el agua, que tras calentarse retornará al tanque destinado al agua caliente, y por otro lado pasa el líquido de refrigeración del motor a unos 90 grados, que es lo que hace que se caliente el agua.

Calentador instalado en los bajos de la furgoneta

Es muy sencillo de instalar. Pude hacerlo yo mismo y me llevó  tan solo un par de horas. Con este sistema, me ahorro tener que instalar un calderín eléctrico, que ocupa mucho espacio, consume mucha electricidad, son caros y además los que hay en el mercado para este tipo de furgonetas sólo calientan entre 6 y 12 litros de agua, muy poco en comparación con los 40 litros que calienta nuestro sistema.
Y tras unos diez minutos, magia! Ya tenemos agua caliente en uno de los tanques. Ahora sólo tenemos que conectar el aplique de la ducha, ajustar la temperatura con la válvula de tres vías y a disfrutar!

Cocina

En un principio quisimos instalar unos fuegos como los de cualquier casa, pero específicos para las camper. Claro está, necesitábamos también una bombona de gas, y he aquí el problema. Buscando en internet, nos dimos cuenta de que recargar las susodichas bombonas era el mayor de los problemas de mucha gente, ya que no hay un sistema universal estandarizado. Además, necesitan una instalación y un emplazamiento fijo para esa bombona, lo que suponía pérdida de espacio. Necesitábamos otra alternativa.
Encontramos otro sistema que funcionaba con gasoil. Consistía en una placa, parecida a las de inducción (en apariencia) pero que se calienta mediante la combustión del gasoil del tanque de la furgoneta y además, ocupaba muy poco espacio. Parecía la solución ideal, no tendríamos problemas de incompatibilidades con las bombonas y no nos quitaba espacio. Pero entonces vimos el precio, y era desorbitado, así que, a buscar de nuevo.
Y la solución óptima…la cocinita de Decathlon! Bueno, nosotros pusimos una de la marca Butsir, pero son idénticas. Son unas cocinas portátiles que funcionan con unos cartuchos de butano.

Cocina portátil y un cartucho de butano

Leímos las experiencias de otra gente y decían que los cartuchos se pueden encontrar en cualquier lado del mundo, y por suerte hasta ahora, podemos dar fe de ello, los encontramos en cualquier supermercado por menos de un euro y duran unos 3 o 4 días. Además, la cocina sólo vale 20€, así que decidimos llevar dos por si necesitábamos dos fuegos a la vez para cocinar.

Calefacción

Lo primero que se le viene a la cabeza a casi todo el mundo al decir Rusia, es frío. Cuando compramos la furgo ya venía con una calefacción estacionaria marca Webasto instalada bajo el asiento del copiloto. Esta calefacción consiste en una pequeña cámara de combustión, donde se quema diésel para, de esta manera, calentar aire que circulará por el habitáculo del coche.

A nuestra furgoneta le habían instalado una calefacción de camión, que no quiere decir que caliente más, si no que necesita 24v en vez de 12v , por lo que hubo que instalar un transformador que transformase los 12v en 24v para alimentar la calefacción. Todo esto lo hicieron porque es bastante fácil encontrar calefacciones de camión en los desguaces y te puedes ahorrar un buen dinero. Una calefacción de este tipo nueva ronda los 1000€.

Módulo de calefacción instalado bajo el asiento del copiloto. A su derecha el transformador de 12 a 24v

Todo esto por supuesto no lo sabíamos, fue a raíz de un problema, por lo que nos tuvimos que informar de todo esto. Resulta que cuando hacía un frío que pela, la calefacción no funcionaba. Os podéis imaginar la alegría que sentíamos cuando algunas mañanas a bajo cero la  calefacción no se ponía en marcha. Entonces fue cuando aprendimos cómo funcionaba ese aparatejo y tras mucho desmontar piezas y comprobar cables nos dimos cuenta de que algunas conexiones estaban mal hechas. Muchos cables estaban unidos entre ellos de una manera un tanto chapucera y por tanto la corriente no circulaba bien por ellos. Tras rehacer las conexiones de nuevo, se soluciono el problema.

Módulo de calefacción sin su carcasa

Conclusión, a la hora de hacer la instalación eléctrica de tu furgoneta, pon especial atención en hacer bien las conexiones de los cables, así te ahorrarás algún que otro disgustillo.

Como podéis ver, Ulises está equipada con todas las comodidades que se han podido meter en un espacio tan pequeño. Y aunque parezca increíble, para hacer todo esto no te hace falta ningún título de fontanería ni de electricidad, solo echarle muchas ganas e ilusión!

“¡Pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias!”

16 comentarios
  1. Malena
    Malena Dice:

    Asombroso todo lo que se puede hacer con ilusión, me encanta un mundo tan lleno de posibilidades al alcance de todos. Os quiero. Seguid disfrutando de vuestra increíble aventura.

    Responder
  2. Covadonga
    Covadonga Dice:

    Explicado así parece hasta sencillo. Jajajaja. Pero cuántas horas invertidas en pensar como hacer las cosas verdad? Bueno, el resultado espectacular. Muchos besos.

    Responder
    • JA
      JA Dice:

      Jajaja pues si la verdad, en 10 minutos se puede leer algo que nos ha llevado cuatro meses de trabajo. Pero lo hemos disfrutado muchísimo
      También ha sido posible gracias a vosotros!
      Un beso

      Responder
  3. Toya
    Toya Dice:

    Menuda mini casa os habéis montada. Que lujazo. Que maravilla cada día un pasito más. Una clase magistral. Un beso enorrrrrrrrrrrrrrrrrme.

    Responder
    • JA
      JA Dice:

      Gracias! El calentador no es de ninguna marca en concreto, si buscas en Amazon intercambiador de placas te debe salir. Yo compré uno de 10 placas, que es suficiente. Si quieres saber más escríbeme un mensaje, que con mucho gusto te puedo contar más del tema

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.